Para LeerShakespeare con o sin tapaboca

Shakespeare con o sin tapaboca

-

Rafael Barazarte/Esfera Cultural. Una vez, luego de ver una película en Cines Paseo, caminaba y conversaba con alguien que en mi opinión es una de las principales figuras del teatro venezolano, cuyo nombre no me atrevo a revelar por el bien de nuestra amistad. Entre otro temas, comentamos una función que habíamos visto días antes, de El rey Lear en la Asociación Cultural Humboldt, esto como parte de Las Experiencias Shakespeare 2020 que se llevaban a cabo antes de la pandemia causada por el Coronavirus. Esa noche, surgió una frase, por parte del maestro, que puso punto final a nuestra amena charla: “Hacer un Shakespeare, es como llegar a las Olimpiadas del teatro”.

En el ámbito teatral la figura de Shakespeare es lo más parecido a la llegada del Jesús de Judea, hijo de María y José, para la fe cristiana. Es el escritor más importante de la lengua inglesa así como uno de los escritores más afamados de la literatura universal. Este dato debería bastar para entender la importancia de su persona y la influencia de su trabajo literario en las obras de escritores posteriores. Un dramaturgo, que vivió hace siglos y no obstante, ha logrado impregnar con su esencia, las producciones de un gran número de autores contemporáneos.

En este tiempo de cuarentena, Shakespeare no ha sido solo un tema recurrente como lectura en medio del confinamiento, o de entretenimiento online con las distintas películas basadas en sus historias, incluyendo la más reciente All is true, en castellano, El Último Acto; sino que el gran escritor personificó incluso un famoso “Meme” con un mensaje destinado a reiterar algunas medidas de protección frente al COVID-19 como por ejemplo, lavarse bien las manos.

shakespeare en cuarentena coronavirus
Kenneth Branagh y Judi Dench protagonizan All is True,película que trata los últimos años de vida de William Shakespeare.Su reconciliación como pareja luego de un duelo y una prolongada separación, es memorable.

Cuarentena con Shakespeare

Creo que tomar el Meme como el punto de partida de la cuarentena o en pequeño como el inicio de esta reseña, no es una burla ; por el contrario, entendemos que la idea busca aprovechar la circunstancia para aproximarnos a Shakespeare y su trascendente legado. Un Meme generalmente presenta a los íconos de la sociedad y es una imagen utilizada para describir una idea, concepto, situación o pensamiento.

En este caso, las nuevas generaciones, comienzan a identificar a alguien o algo que tal vez no conocen lo suficiente y de ahí parte la interacción. Lo mejor de todo, es que el meme lo realizó la propia Organización Mundial de la Salud y refiere una de sus obras más importantes, Macbeth.

coronavirus shakespeare cuarentena lavarse las manos
Este cartel forma parte de la campaña de prevención de la OMS para frenar el Covid-19. Las leyendas de los cuadros son un monólogo de Lady Macbeth de William Shakespeare.

La OMS ha dispuesto distintas vías de comunicación para el procedimiento de lavado de manos, y en ese sentido también hizo soliloquios, para que el público pudiera apreciar el contenido el tiempo correspondiente y necesario. Es así como Lady Macbeth salió a escena contra la batalla del Coronavirus y además se lavaba las manos constantemente para tratar de limpiar su conciencia a causa de la participación que tuvo en el asesinato del Rey Duncan. Es importante acotar, que si bien el jabón neutraliza al Covid-19, a Lady Macbeth el lavado no le ayudaba a disminuir su sentimiento de culpa y aún cuando restregaba las manos por un cuarto de hora, todavía podía oler la sangre del monarca asesinado.

Quizás la importancia de Shakespeare es su conexión con el público, basada evidentemente en los temas tratados. Sus historias personifican y hablan mejor que nadie de las debilidades humanas. Su prosa aunque isabelina, esto quiere decir, complicada para hoy en día, resume de forma sencilla las distintas emociones dentro del ser humano, realizando personajes complejos, y en realidad durante sus historias siempre nos sentiremos identificados con una persona.

Seguido en nuestro apartado de cuarentena, consideramos también la tragedia de nuestro personaje, marcado desde un inicio por La Peste. Comenzando por el apogeo del primer gran brote isabelino desde 1563 hasta 1564, cuando la enfermedad acabó con la cuarta parte de la población de Stratford-upon-Avon, que era su lugar de nacimiento en febrero de 1564 y probablemente por primera vez en la historia de Inglaterra, fueron prohibidas las representaciones de obras de teatro debido a la epidemia.

Cuando Shakespeare se mudó a Londres en 1580, la ciudad fue arrasada repentinamente por brotes de pestilencia, y las normas dictaban que cuando las muertes alcanzaran las 30 por semana, las funciones de teatro cesaban. Para quienes habitaban el mundo teatral, la peste bubónica era un riesgo no solo personal , sino también profesional. En efecto entre 1603 y 1613, los teatros londinenses estuvieron cerrados por un total de 78 meses de 120 determinados , es decir, más del 60% del tiempo..

El brote de 1603 fue el más grave en Inglaterra La Peste Negra del siglo XIV. A Shakespeare, quien para entonces era un actor profesional, dramaturgo y accionista de una empresa teatral, como a todos sus colegas, lea quedaban poca opciones y una de ellas era salir de gira y recorrer las provincias, tratando de llegar antes que la plaga a los lugares donde se pudieran presentar sus obras.

Distintos textos reflejan a modo de metáfora esas enfermedades producto de ese terrible brote de 1606. Sobre el particular algunos artículos señalan que Shakespeare creó nada menos que sus tragedias más cumbre en ese lapso, Sin embargo, las distintas fechas de los textos poco concuerdan con las distintas biografías realizadas.

En cuanto a algunos, se tiene la certeza que El Rey Lear, por ejemplo, se presentó oficialmente el 26 de diciembre de 1606 en presencia del Rey Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia. También sabemos que se inspiró en su versión; La verdad histórica del Rey Lear y sus Tres Hijas, que había sido publicada en 1605. A finales de ese mismo año también subió a escena a Antonio y Cleopatra, tragedia histórica de su autoría.

All is true

Es en 1613 cuando nos detendremos, para hablar de All is true bajo la impresionante toma del teatro The Globe en llamas.Es donde comienza esta historia dirigida y protagonizada por Kenneth Branagh, hombre de teatro y cine, quien luego de llevar a la gran pantalla varias piezas del famoso ícono teatral como: Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces o Hamlet, ahora regresa, nada más y nada menos, personificando al dramaturgo en una biografía que se salva de lo común.

Las fotografías de la película te invita a ser parte del cuadro que poco a poco se dibuja sobre el personaje, vemos a Shakespeare desde su perspectiva humana, no se vanagloria al ídolo, todo lo contrario, desde el principio se busca ver a un personaje menos cavado, sin llegar al drama oscuro, a ese drama deprimente, la película entiende esto y llega a momentos más livianos gracias al guion de Ben Elton (reconocido guionista de comedias para televisión) y que es su segunda participación con el director. En la historia vemos mensajes como: “nunca es demasiado tarde para reparar una relación” o “nunca es tarde para realizarse plenamente». Toca muy bien temas de su época como el trato a la mujer, elementos religiosos y conflictos políticos.

Bien sabemos que mientras Shakespeare estuvo vivo, no gozó de la fama o el reconocimiento que tiene hoy. Toda la estima por él, vino luego de su muerte y aun así, tuvieron que pasar varios años para que dieran con la riqueza de su escritura. Y el filme apunta a ello, a un personaje que regresa de Londres a su lugar de origen, con lo opuesto a un regreso triunfal, porque es un extraño dentro de su propio hogar, despojado de afectos familiares y ese es precisamente el momento perfecto para jugar con el sentimiento que sufren muchos realizadores teatrales, con un trabajo que te pide más del tiempo requerido, con una pasión que poco a poco te aleja de tus seres queridos, especialmente de los lazos consanguíneos; Vemos a un personaje que también llega con un duelo personal tardío, por la pérdida de su hijo, y anclado al pasado, desfasado con todo el proceso que ha hecho su familia desde la tragedia.

Las actuaciones son prodigiosas, muy minimalistas, texto y actuación, y no podía ser de otra forma, más cuando se trata de interpretar a un genio, mostrando fragilidad, peso, culpa, pero con la soberbia y el tupé de poder inyectar momentos livianos. Judi Dench como esposa presenta unas escenas donde sencillamente brilla. Y un Ian McKellen que dispone calidad por delante de cantidad, hay una escena en la chimenea sencillamente extraordinaria.

Kenneth Branagh hombre de teatro se encarga de realizar escenas donde podrás disfrutar de sentirte en el cine y al mismo tiempo en una pieza teatral como solo Shakespeare merece, aquel que traspasó sus fronteras y que la historia aloja como uno de los escritores más importantes del siglo XIX.

Qué hizo para lograrlo

Quizás esta debilidad por los dramas humanos, que ni antiguas tragedias griegas sabrían ejemplificar tan bien, fue la que consiguió que sus obras encajaran con el público. En la actualidad la mayoría de la gente ha leído alguna obra de Shakespeare, o la ha visto representada en el teatro; y es que las obras de este dramaturgo sigue siendo hoy por hoy una apuesta segura para las compañías de teatro. Asimismo, estas obras son consideradas por los actores y actrices como verdaderos retos artísticos debido a la gran complejidad de los personajes. Muy oportuna la frase al inicio de este texto, “Hacer un Shakespeare, es como llegar a las Olimpiadas del teatro”. Aquellos que lo logran, le rinden honor y se sienten afortunados cuando deben interpretar alguno de sus clásicos.

Shakespeare muere el 23 de abril de 1616, su cuerpo sería enterrado luego de 48 horas,en la misma iglesia donde había sido bautizado 52 años antes, el Holy Trinity Church de Stratford-upon-Avon. El mismo había redactado su epitafio en el que consta: “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos”. Quienes se acercan al pueblo natal del Gran William no pueden dejar de visitar su tumba, of course. La entrada a la iglesia es gratuita, pero para acercarse al último domicilio del poeta, le sugieren un pago de 1,50 libras, algo así como 3 euros por persona.

Fuente: Esfera Cultural / Rafael Barazarte 

Deja un comentario

Últimas noticias

Gabriela Lucatelli: «La poesía es lo más cercano que existe a hablar con el alma»

¿Para qué necesito tanta armadura, si lo que duele viene por dentro? Con este poema de Gabriela Lucatelli damos inicio...

Casa E Borrero reabre sus puertas en Bogotá

Casa E, escenario cultural de Bogotá reabre sus puertas, así lo anunció Alejandra Borrero, fundadora del espacio. El teatro...

Thespis celebra sus 40 años de trayectoria con una programación especial

En la Venezuela actual, es raro encontrar una agrupación que haya logrado resistir de manera exitosa los embates del...

Finados y confinados, una pieza teatro documento sobre la pandemia

Normalidad 2020 / Finados y Confinados es un doble proyecto de largometraje documental y teatro documento sobre la pandemia dirigido...
- Advertisement -spot_imgspot_img

«The Rocky Horror Picture Show»: Un homenaje gastronómico

La fundación Tiempos de Broadway y la compañía de repostería Galex han creado un espectáculo homenaje diferente que combina...

«El amo del mundo» de la poeta Alfonsina Storni se presenta en Buenos Aires

El amo del mundo, única pieza teatral de la poeta y escritora argentina Alfonsina Storni se presenta en el...

Más de El Teatro

Gabriela Lucatelli: «La poesía es lo más cercano que existe a hablar con el alma»

¿Para qué necesito tanta armadura, si lo que duele...

Finados y confinados, una pieza teatro documento sobre la pandemia

Normalidad 2020 / Finados y Confinados es un doble proyecto...
- Advertisement -spot_imgspot_img

RecomendadoTOP
También te puede interesar

cursos de arte cine teatro cultura escritura

¡Descubre nuestros cursos de arte y cultura!