Destacados Debate virtual: El futuro del teatro

Debate virtual: El futuro del teatro

-

En estos momentos de pausa obligada y a mas de un mes de la cuarentena impuesta en Venezuela, por la razón pandémica de las que todos formamos parte; comienzan a surgir preguntas sobre el futuro del oficio teatral en nuestro ciudad, Caracas. Muchos de nuestros creadores se han visto motivados por acciones de otros países y/o artistas, a mostrar sus trabajos en redes sociales y plataformas digitales, como un aliciente para mantenerse activos y ofrecer un catálogo aislado y personal de actividades para quienes se quedan en casa.

Estas actividades han desencadenado una serie de cuestionamientos, sobre todo en lo que corresponde a los medios de exposición del hecho teatral. ¿Realmente se puede hablar de un teatro On-Line? Es lo que la joven directora Andreina Polidor cuestiona en su muro de Facebook, al compartir un enlace de una nota publicada en el portal: www.elciudadanoweb.com que lleva por título: El teatro online no es teatro.

Luego de la lectura del artículo, Andreina lo comparte y encabeza su post con las siguientes palabras:

Por eso el teatro online no es teatro, quizás sea un emergente de este tiempo de aislamiento que proyecta un futuro de encuentros. Y ojalá esté muy lejos de volverse una costumbre.

Esta acción promueve un debate interno en el foro de comentarios. Una larga cadena reflexiva donde surgen dos hilos comunicativos para reflexionar en torno al tema planteado. El primero, lo llevan la actriz, directora y fundadora del grupo teatral Deus Ex-Machina: Rossana Hernández, junto a quien esto escribe, Daniel Dannery. El segundo hilo, va de la mano de la joven creadora: Andreina Polidor, el artista multidisciplinario Vicente Forte, y el médico y gestor teatral Luis Parada.

¿Cuál es el futuro al que nos enfrentamos después de la cuarentena? ¿Qué pasará con las salas de teatro, y los responsables de llevar a cabo el hecho teatral a los espectadores? ¿Mutará, transformará o habrá resistencia a ciertos cambios? ¿Cómo quedarán parados nuestros técnicos, escenógrafos, vestuaristas, en fin la gran gama de oficiantes responsables de hacer valer el hecho teatral? Son preguntas que no se responden, porque es imposible en este momento hacerlo, pero se abre el debate, y la capacidad de reflexión ante un inminente problema que azota nuestro futuro en el arte que obramos.

Como un agregado, luego de esta introducción, y a manera de aperitivo, expongo también las palabras del responsable del grupo de Facebook: Memoire collective: «Pandemic Time, 2020» facing to the Future. Quien de una manera poética, aislada y rizomática asume el largo debate digital entre estos artistas como una extensión de una memoria colectiva, capaz de reflexionar lucidamente sobre los tiempos difíciles que vivimos y se nos vienen.

Sirva entonces este debate virtual para crear un espacio de reflexión, donde se pueda cuestionar la labor del hecho escénico y su función, en territorios que pueden parecerle ajenos.

NOTA: Se copia tal cual como se encuentra en la red social, no se ha alterado de ninguna forma el contenido, pese a errores de tipeo, ortografía o puntuación aquí registrados.

  1. EFECTO RIZOMA
    Tomado del grupo de FACEBOOK Memoire collective: «Pandemic Time, 2020» facing to the Future.[documento online]. Visto: Abril 17, 2020.

Memoire collective: «Pandemic Time, 2020» facing to the Future. [ESCRIBE]

Y ellos, creadores, cuestionadores del presente. Viajantes del ayer, del hoy y del mañana.
Hacedores de sueños propios y ajenos. Ellos, desde la capital de un país con gran ebullición artística, creativa. Ellos, en cuarentena, en tiempos de pandemia, desde uno de los países más convulsionados de la America de Sur. Desde uno de los países con más reserva de talento, creatividad y valor humano, mas que sus reservas y riquezas naturales.
Ellos, se piensan desde su oficio, desde su pasión, desde lo que escogieron como proyecto de vida, dialogan, comparten un articulo, hurgan en sus necesidades, exponen sus puntos de vista, se convencen, se animan y reafirman una vez más que el arte y el teatro sobrevivirán por encima de cualquier transformación de la humanidad y que seguiremos construyendo nuestra historia.
Y yo, yo agradezco que nos detengamos un momento para pensar(nos), para mirar(nos), para seguir hurgando en la belleza inagotable del oficio que hemos escogido. Agradezco que exista la pausa, el silencio, así sea por breves espasmos, por breves bocanadas…que exista la suspensión!
Como un colibrí que no deja de aletear pero se detiene, detiene el tiempo y todo lo que existe a su alrededor, para alimentarse del néctar de una bella flor.

  1. DEBATE VIRTUAL: EL TEATRO ONLINE NO ES TEATRO
    Tomado del muro de FACEBOOK de Andreína Isabel Polidor. [documento online]. Visto: Abril 17, 2020.

 PRIMER HILO
Andreina Polidor, Rossana Hernández, Daniel Dannery

ANDREINA POLIDOR (AP) [ENCABEZADO]
Por eso el teatro online no es teatro, quizás sea un emergente de este tiempo de aislamiento que proyecta un futuro de encuentros. Y ojalá esté muy lejos de volverse una costumbre.

La directora y fundadora del teatro «La Penumbra», Andreina Polidor.

DANIEL DANNERY (DD)
La única manera de hacer «teatro» tal cual como lo conocemos, en estos días, es abocando el arte al contexto individual, es decir, el teatro jamás ha necesitado de un «escenario» para ser llevado a cabo, pues cualquier espacio puede ser convertido en un escenario. El lugar del teatro, es ese donde está la disposición para el performance y así hacer nacer el ritual, tú lo sabes, hiciste teatro de calle. Es decir, que el lugar del teatro está, donde el oficiante de teatro está. Pero, indistintamente de esto, también hay que entender que todo concepto es proclive a transformarse y cambiar y que no se puede se ajeno a estas circunstancias ni mucho menos resistente, pues las resistencias solo generan eso: pasividad, inactividad, inacción. Vale entonces hacerse preguntas y buscar respuestas: ¿cuál es la capacidad mutativa del teatro? Pues todo está proclive a ser transformado. Un escenario virtual puede mantener un principio teatral, a pesar de obviar y pasar por alto, otros. UN abrazo.

ROSSANA HERNÁNDEZ (RH) en respuesta DD
pero Dani, hasta ahora d todo lo que abunda no hay una sola cosa que pudiera acercarse a algo llamado teatro, ni de cerca. Cuando ocurra diremos que sí, la mutación es posible. Una escena en un cuarto en qué se diferencia de una escena de un cortometraje o de la TV. He visto que lo que prolifera por estos días, lejos de dejar algo positivo y traer una nueva forma o aportación, nos está haciendo retroceder alsles porque está cundido de clichés, de los errores y problemas más garrafales. Claro que el teatro está donde está la disposición y que sus dos elementos fundamentales puedan también estar en convivencia. Es como creer que tener un levante virtual necesariamente es tener un novio y que te vas a casar y tener hijos y formar familia, para que esto se de, obligatoriamente se tendrán que encontrar ambas personas (no tanto par casarse o para jugar al sexo) pero sí para tener esos anhelados hijos
Corrijo: de* añales*

DD en respuesta RH
«Cuando ocurra diremos que sí, la mutación es posible.» Es como un paradigma religioso. Esperar a Godot. Por supuesto, las herramientas hay que saber usarlas, hay que saber apropiarse de ellas, es decir hay que estudiarlas… Por supuesto que bajo lo que dices podemos hablar de retroceso, pero ese es un retroceso visible desde hace tiempo es un escenario virtual como en uno real. La guía apropiada siempre va a depender del interés educativo que se tenga frente a algo… Este país esta lleno de actores que no estudiaron actuación, directores que no saben dirigir, y así…, y es una fórmula que aplica para todo… para darle espacio a «jóvenes creadores» sin guía, por ejemplo… porque es un país donde la educación pasó a último plano, por la premura del hacer para subsistir. Pero nunca se aplica el ojo crítico (porque la crítica también pasó a segundo plano, y se menospreció) Ahora bien… ¿en qué afecta al verdadero creador el que no sabe hacer? Básicamente en nada… porque el que sabe hacer, siempre podrá hacer, donde sea y como sea. En ese sentido, la verdadera discusión, y la más importante tiene que ver con lo económico: La empresa privada… ¿qué va a pasar en el futuro más cercano, cuando los teatros no puedan abrir, y la oferta esté delimitada a una baja demanda, en el mejor de los casos? En principio puede que los teatros quiebren sino hay visión de futuro para atacar un problema… y si no quiebran, la canibalización será peor… si antes se le negaba u omitia espacio a creadores teatrales con el funcionamiento de una sala en pleno… ¿puedes imaginarte como será la convocatoria para agrupaciones más pequeñas entendiendo que se debe llenar OBLIGATORIAMENTE solo un tercio de la sala por medidas de seguridad?

La pregunta «¿cuál es la capacidad mutativa del teatro?» no puede globalizarse y debe responderse de manera autónoma e individual… ¿Cuál es mi capacidad mutativa, cómo debo transformarme y qué debo hacer para lograrlo exitosamente? (haciendo justicia a mi labor, y a quien lo consume)

Rossana Hernández, actriz, directora e integrante del grupo teatral «Deus Ex-Machina»

RH en respuesta a DD
jajaja la visión mística la estás encontrando tú, la perspectiva desde donde la usé es mucho más pragmática. Pero todos esos temas que enumeras no son razón para aceptar a empujones que sí es teatro lo he vemos en redes, son problemas que llevan siglos y habrá que arreglarlos o no, porque hasta ahora no se han solucionado. ¿Acaso en las redes o de manera virtual sí se les dará solución? ¿Cuál es el fundamento par aseverar eso? Es como eso de «en la cuarta también pasaba…» Eso es harina de otro costal.
Porque también pudiéramos pensar en aquellos espectadores que no tienen computadoras o teléfonos inteligentes, pensar en que ahora más que nunca cualquiera que grabe una escenita en casa será actriz (sí, yo sé que había pero habrá mucho más) o que la gente diga, cuando sí se pueda, no yo no voy a ir al teatro a mí que me lo pongan gratis en youtube, sin dejar de pensar en miles y miles de trabajadores como escenógrafos, técnicos, etc que serían absolutamente exterminados

DD en respuesta a RH
«la perspectiva desde donde la usé es mucho más pragmática.»

Es un pragmatismo, que desde donde lo abordas apuntas a esperar que la solución provenga de otro, y no de tu propia acción…

«¿Acaso en las redes o de manera virtual sí se les dará solución?»

Es una pregunta sin respuesta… así como no tiene respuesta tampoco en un escenario real.

«Es como eso de «en la cuarta también pasaba…» Eso es harina de otro costal.»

Todo lo que digo a punta hacía el futuro.

«porque también pudiéramos pensar en aquellos espectadores que no tienen computadoras o teléfonos inteligentes»

El acceso al teatro siempre ha sido limita, y no es un problema de ahora…

«cualquiera que grabe una escenita en casa será actriz»

¿Quién es el responsable de estas categorizaciones?

«no yo no voy a ir al teatro a mí que me lo pongan gratis en youtube»

… pasa en la concha acústica, pasa en TNT

«miles de trabajadores como escenógrafos, técnicos, etc que serían absolutamente exterminados»

Esto es un problema real… ¿qué va a pasar con ellos?

AP
La mutación en el teatro siempre ha existido, no creo que la naturaleza del teatro de evocar un momento vivo entre un actor y espectador pueda transformarse. Y hablando de un futuro desastroso como lo que parecen venir. Hablando de acciones, creo que me dedicaré en las peores circustancia mientras viva a mantener estar escencia del teatro.

DD
en respuesta a AP
«no creo que la naturaleza del teatro de evocar un momento vivo entre un actor y espectador pueda transformarse.»
Exactamente querida. Porque esa naturaleza lo que realmente promueve es transformación. Estamos hablando profundamente del «ritual teatral» en sí mismo… De ahí mi comentario al «lugar del teatro, y el creador en ese lugar»… quizás deba explicar aún mi punto: dos cosas.

1) El lugar vivo del teatro.
2) Y el nuevo lugar virtual de lo teatral.

Son dos cosas distintas. Pero ambas tienen la misma capacidad de acción y paganismo.

RH
en respuesta a DD
bueno, aquí se traba la disertación que me gustaba porque creo que es un tema a pensar y compartir pero ahora parece una competencia, que no me interesa. Yo también apunto al futuro pero consciente de que estoy viviendo un presente. Creo que hay una muy comprensible angustia que hace pensar que el teatro va a morir (que por cierto es una aseveración milenaria no nos pertenece solo a nosotros) y esa angustia nos invita a hacer muchas cosas para creer que burlamos ese peligro, no queremos asumir que algo está pasando, que está muy por encima de nosotros y que es muy poderoso.
Otra cosa que me resulta curiosa: ¿Cómo aseveras tan tajantemente que estoy esperando que la solución venga de otro? ¿Te parece eso de mi trabajo que es la forma categórica que tengo de demostrar mi enfoque y compromiso? ¿Te parezco tan irresponsable y fresca? Yo no me atrevería a afirmar lo mismo de ti, de lo que tienes en tu cabeza, por ejemplo

Lo veo de este modo: sí un bailarin, director de ballet clásico por una determinada razón o causa, se ve imposibilitado de bailar como lo venía haciendo y decide que ahora no usará zapatillas, que ya no bailará con líneas y puntas, que irá más bien al suelo y evitará saltos y giros, cambios que son absolutamente aceptables, podrá hacerlo, pero lo que baile a partir de ese momento y bajo esos nuevos códigos ya no será Ballet Clásico, en todo caso, danza contemporánea, o como quiera llamarse. Seguirá siendo baile eso sí, pero Ballet Clásico, no

Si* bailarín*

DD en respuesta a RH
Querida Rossana,

Yo no estoy compitiendo. Todo lo contrario. Estoy debatiendo… esto es un debate, de ideas y opiniones… a modo de conversación virtual

Amiga, no veo porque lo asumes como un ataque personal, este es el problema siempre en todo con nuestros creadores, todo lo personalizan… no Rossana, no me pareces irresponsable, ni fresca, y en todo lo que he escrito, si revisas detalladamente jamás asomé la posibilidad de esta minimización. Por dios. Me parece asombroso y hasta despectivo de tu parte que consideres que sean ideas que puedan venir de mi.

Por otra parte… si hace tanto ruido el comentario del pragmatismo, es porque indudablemente este es el núcleo del problema y vuelvo explicar mi punto:

No se puede esperar que las acciones, y respuestas a las preguntas provengan de otro… En este caso en particular, yo apunto a invitar al creador a educarse en relación a cómo manejar las herramientas para no desfraudar a un gremio y a un espectador. Que es lo que parece ocurre.

¿Pero quién educa y quién guía en esto? Por dios, vivimos en el mundo de la masificación de la información basta con poner una palabra en google para que aparezcan millones de resultados.

Sí, Un escenario virtual puede mantener un principio teatral, a pesar de obviar y pasar por alto, otros. Como en tu ejemplo de Ballet.

Director, dramaturgo y docente teatral, Daniel Dannery.

RH en respuesta a DD
Daniel Dannery querido, por esto:
«Es un pragmatismo, que desde donde lo abordas apuntas a esperar que la solución provenga de otro, y no de tu propia acción…»
Pero no personalizo todo. Al contrario, me gusta el debate y te considero alguien muy interesante con quien debatir, no me trabo en ello con cualquiera.
Ese trabajo de no esperar que la solución venga del otro es lo que precisamente me hace darme un tiempo, tomar distancia y no correr a repetir lo que otros hacen solo porque otros lo hacen. En este caso (cómo creo que en la mayoría de todo lo que hago) me pregunto ¿Qué quiero decir yo? a veces, como ahora, sé que no tengo nada que aportar, así que trato de estudiar, pensar y reflexionar para quizá obtener algo que pueda compartir, corriendo el riesgo de que no consiga nada, pero si lo consigo, por lo menos, para mí tendrá un sentido

DD en respuesta a RH
Y en esta situación andamos muchos. A mi me pidieron los videos de rojo y otras obras para exponerlas y me negué, justamente porque son experiencias que no van a llegar de la manera como llegaron en su momento, y mucho menos en lo que es: un registro, que funciona como eso, un archivo y ya. Ese distanciamiento del que hablas, también lo vivo yo, porque sé que para asumir la idea de un «escenario virtual» (como me empeño en llamarlo) debe crearse desde cero… no promovido por una especie de impulso expositivo, que es lo que realmente hay en este momento. Un montón de gente presentando monólogos en sus cuartos… Quizás para ellos tenga sentido, pero como a ti, a mi no me genera nada… hay que esperar el momento y la idea, las formas y el contenido, llegarán adaptándose a los nuevos medios. Como siempre nuestras ideas no están lejanas, más allá de esta distancia «virtual». Un abrazo.

RH en respuesta a DD
y seguramente muchos más estén es esa tarea. En todo caso, esperemos que cualquier cosa que ocurra a partir de esta coyuntura, traiga mejores enfoques y posibilidades, porque si hay un momento para aprovechar en ese sentido, es este

SEGUNDO HILO
Andreína Polidor, Vicente Forte, Luis Parada.

ANDREINA POLIDOR (AP)
Totalmente de acuerdo con ustedes, si somos capaces de destruir nuestras verdades y nuestras condiciones, es de suma importancia apostar por un desbordamiento de formas artisticas que ayude a reinventarnos como seres. Sin embargo algo instintivo en mi me hace pensar que -quizá- no se trata de mantener algún principio si no que la mutación parta de una deconstruccion de varias formas artistas para que se surja un movimiento que podamos sumar a la ignominiosa historia de nuestro arte, con algunos principios tanto del teatro obviamente, pero está incluida una cámara. Me da curiosidad como serían los ensayos? O es un vídeo art? O tiene de varias cosas y al final sigue siendo una tierra fértil para la creación y poder mostrar lo descompuesto que estamos como seres… ???

El médico y gestor cultural, Luis Parada.

LUIS PARADA (LP) en respuesta a AP
buen punto para debatir. Como dice hay una cámara y por ende la visión de quien está detrás de ella, cuál es su movimiento y como se entiende el espacio desde lo virtual y lo presencial, como entender el tiempo cuando al apretar una tecla congelas la imagen. Alguien mencionó a Mc Luhan y su concebida frase. Alguien menciona el teatro de calle. Alguien menciona qué hay que evoluciona o mutar. Todos son puntos de partidas para que especialistas, investigadores, dramaturgos, actores ( en genérico evitando el uso de llamado lenguaje tan de moda hoy día) se sienten para hablar del hecho teatral en estos tiempos. Gracias por permitir una reflexión en tu muro. Abrazos a todos.

VICENTE FORTE (VF) en respuesta a AP.
Para ponerlo en términos bastantes simples, creo que esto no es nada nuevo en la forma, se trata de una modificación del tan despreciado en su momento,Teleteatro.

AP en respuesta a VF
modificación, transformación, destrucción.

LP en respuesta a AP
y las leyes de la termodinámica jejejeje

VF.
La.modificación del medio de transmisión no ha modificado el.arte escénico. Sigue siendo Teleteatro que se ve online. Igual podría ser la restransmisión de una obra transmitida en TV hace mucho tiempo. ¿Por qué ahora no sería teatro?

El cineasta, artista plástico y poeta, Vicente Forte Sillie.

AP en respuesta a VF
por algo fue tan despreciado, porque cuando intentan copiar la esencia del teatro, y transplantar la a algo como la tv va a ver un rechazo…. Y quizá, en ese momento tampoco fue teatro.

LP en respuesta a VF
allí me preguntaría sobre los tiempos narrativos, las instancias narrativas, lo diegético entre otros. En un diagnóstico médico me basaría en sólo lo que me dice el paciente frente a la pantalla o además de necesito su reacción cuando lo examinas, lo palpas, ves sus reacciones, sus gestos,etc. Es interesante lo planteado. Una no excluye a la otra se complementan. Pero como diría Julia Kristeva es la actividad artística la que constituye al sujeto de la misma manera que es el sujeto que constituye la obra de arte. Pero bueno la verdad soy médico jejejeje y a lo mejor sesgado en mi visión. Abrazos y gracias por la reflexión.

VF en respuesta a LP
Muy cierto Luis.

VF en respuesta a AP
Cierto también. Gracias por el espacio para pensar en estas cosas.

AP
gracias a ustedes. Una abrazo.

Deja un comentario

Últimas noticias

Skena continúa por Zoom su labora educativa: «Guardando las distancias»

En plena pandemia, durante el mes de abril, los cuatro creadores del Grupo Teatral Skena se reunieron, mediante la...

AVENCRIT premió al talento teatral a través de la plataforma Zoom

AVENCRIT premió al talento teatral venezolano a través de la plataforma Zoom. El domingo 28  de junio, en el...

Marisol Martínez: «El teatro es resistencia artística»

Marisol Martínez es directora artística, especialista en puesta en escena e investigadora teatral. Con más de 20 años dedicada...

¿Qué hace un artista en cuarentena?

El confinamiento ha significado un cambio en la vida de todo el mundo y ciertamente un gremio que ha...
- Advertisement -

Un concierto para plantas en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona

Una gran audiencia de 2300 plantas llenaron la reapertura de la ópera del Gran Teatre del Liceu en Barcelona. En...

Sergio Paris: “A mi la cuarentena me dio la oportunidad de redefinir todo”

Sergio Paris, director y creador del formato 'Improvisaciones mínimas' y de la compañía KetÓ y uno de los principales...

Más de El Teatro

Skena continúa por Zoom su labora educativa: «Guardando las distancias»

En plena pandemia, durante el mes de abril, los...

AVENCRIT premió al talento teatral a través de la plataforma Zoom

AVENCRIT premió al talento teatral venezolano a través de...

RecomendadoTOP
También te puede interesar

¿Quieres recibir nuestra Newsletter?