Acting#CuadernosDeEstudio: La Visión Periférica en la Técnica Actoral

#CuadernosDeEstudio: La Visión Periférica en la Técnica Actoral

-

La visión periférica es una herramienta que el actor debe entrenar.
La visión periférica es una herramienta que el actor debe entrenar.

Los seres humanos tenemos dos formas de visión: la visión central y la periférica.

La visión central es la que normalmente usamos cuando focalizamos la atención sobre un punto en específico, y la capacidad que tenemos de reconocer los detalles es gracias a la fovéa, una pequeña parte de nuestra retina ubicada en su centro, el resto del campo visual lo constituye la visión periférica, que es el campo de visión que se produce anexo a la focalización central.

La visión periférica es de menor nitidez y está en los bordes de la visión central, puede abarcar unos 180 grados, cuando detectamos movimiento que requiere nuestro interés por la zona lateral de nuestros ojos, deprisa ubicamos nuestra fóvea sobre el objeto para identificarlo.

Por tanto, es una visión que se ciñe a lo alrededores, trabajando de forma paralela en ambos ojos, y se limita de manera individual, es decir, cada ojo cubre un rango de aproximadamente 90 grados, limitado al centro de nuestro rostro, principalmente en la punta de nuestra nariz.

Como ejemplo de ello, date cuenta que al cerrar uno de los ojos, el rango periférico del ojo abierto, estará principalmente limitado al centro de nuestro rostro, igual con el ojo contrario. Existe pues, una ceguera parcial en nuestra visión periférica de acuerdo a la consciencia lateral del eje empleado, es decir, el ojo izquierdo actúa periférica-mente en un rango de alcance sobre el eje izquierdo, y de igual forma, sobre nuestro eje derecho.

Sin la información que la visión periférica nos permite, nuestra visión por completo estaría limitada.

Esta visión puede ser entrenada y desarrollada de múltiples formas para el desarrollo de la mirada del actor en la escena y sus posibles usos, muchas disciplinas como el fútbol, el malabarismo, la conducción y por su puesto la lectura, se nutren de ella en las técnicas necesarias para su perfeccionamiento.

Algunas disciplinas de carácter espiritual, como las artes marciales y el desarrollo holístico, entienden que el entrenamiento de la visión periférica, permite afrontar y tener dominio del instinto y las intuiciones, que en definitiva están estrechamente ligadas al inconsciente.

De igual forma, la visión periférica nos permite reconocer la identificación de las emociones; la expresividad de nuestro rostro es posible a través de la musculatura que lo compone.

Veamos, si nuestra visión central se limita al punto de observación, y la visión periférica no es consciente, la observación estará restringida para el reconocimiento absoluto del rostro, pues una persona que mira directamente a los ojos, no está prestando atención sobre los labios, los pómulos o los cachetes, así, los movimientos musculares de la expresividad emocional, quedarán ajenos a una observación real de 180 grados, y estos pequeños detalles, ocultos para la interpretación general que sobre el foco se está ejerciendo, perdiendo reconocimiento de la expresividad completa de la emoción visible.

Por tanto, la codificación del rostro de manera íntegra, es un proceso posible a través de la visión periférica, permitiendo una interpretación de mayor rango en la interpretación de las emociones.

A través de la visión periférica podemos tener un reconocimiento completo de la expresividad facial transmitida por la emoción.
A través de la visión periférica podemos tener un reconocimiento completo de la expresividad facial transmitida por la emoción.

En el teatro, para un actor, la mirada ayuda a entregar la atención sobre el otro, y sobre dos miradas, por ejemplo, se puede ser capaz de generar suspenso.

La mirada sostiene la vida que en ese momento preciso la luz enciende. Sobre la mirada atenta de un espectador cobra sentido un escenario iluminado. Y sobre ese escenario, una recreación constante donde se descubren los acontecimientos que éste permite.

Así, la observación para un actuante en su dinámica experiencia sobre un escenario, cobra valor añadido en la acción interna de cómo estos se relacionan a través de la mirada entre uno o un grupo de actores.

La existencia de sus acciones a través del movimiento físico de la planta de movimiento y puesta en escena, determinarán que, por ejemplo, el suspenso de una acción sea posible si la mirada entre los involucrados logra denotar la atención que por debajo del texto se está gestando.

Así, la mirada y la sospecha del movimiento ajeno a través de la visión periférica, dará al actor o la actriz, la posibilidad de recrear una circunstancia, donde la emoción en este caso juega a sentirse, y no simplemente a automatizarse.

La visión permite vivir el momento, y todo depende del estado mental en que el ejecutante se encuentre en ese presente; y la lectura que de ese instante haga, estará abierta por supuesto a la sospecha y la suposición, si a través de la visión periférica, un actor logra acertar en la intenciones que el otro tiene en su próximo movimiento, siguiendo de esta manera la secuencia lógica de acontecimientos que la trama, o el ejercicio requieran.

la visión periférica nos permite alertar sobre la jugada del otro

En este sentido, la visión periférica nos permite alertar sobre la jugada del otro, sin que éste se de cuenta del todo, y funciona como un ejercicio narrativo, pues el conocimiento o desconocimiento de una acción registrada, o no, por la visión periférica, pueden generar las suposiciones de un entramado argumental.

La visión periférica alerta sobre el movimiento del otro en un escenario, y antecede esa posible acción, además, mantiene encendidos los sentidos del actor sobre su espacio de trabajo, en un amplio espectro del reconocimiento del donde está ubicado.

Un actor debe entrenar la mirada para hacerla funcionar de manera argumental.
Un actor debe entrenar la mirada para hacerla funcionar de manera argumental.

Para finalizar, propongo dos ejercicios que pueden funcionar para el entrenamiento de la visión periférica en el desarrollo de la técnica actoral:

  • Paseo colectivo por el espacio: Mientras el grupo de actores camina por el espacio, se debe relajar la mirada y focalizarla en un punto a la distancia sin prestar atención en un foco central, de esta manera, reconocer a través de la visión periférica el movimiento del grupo alrededor del participante, intentado durante el trayecto del ejercicio identificar a la persona, así como evitar chocar con aquellos que están generando movimiento en rededor.
  • Detección de mínimos movimientos: En este ejercicio se necesita de dos personas. Por lo tanto se puede desarrollar en parejas. Una debe ubicarse frente a la otra a dos metros de separación. El participante que lleva a cabo la dinámica de entrenamiento de la visión periférica, debe ubicar su foco central por encima de la cabeza del compañero a la distancia, como si mirase a través de ella y sobre ella. El participante que sirve de guía a la distancia, debe realizar movimientos sutiles hasta que el observador los detecte, sin cambiar el registro de su mirada.

Por lo pronto, a todos aquellos interesados en el arte de la actuación, recomiendo siempre estar atentos al objetivo donde dirigen su mirada, y lo que bordea ese objetivo en el rango periférico, entrenando una herramienta que es recurso fundamental.

 

Estas notas forman parte de mis propios #CuadernosDeEstudio ¿Te interesa que escriba sobre otro tema relacionado al mundo de la actuación, la dirección o el teatro en general? Puedes escribirnos en el cajón de comentarios al finalizar esta nota, o a nuestra cuenta IG @elteatroes ahí con gusto te atenderemos.

 

Deja un comentario

Últimas noticias

El Teatro Nacional de Venezuela cumple 120 años

Hoy uno de los teatros más importantes y antiguos de Venezuela está cumpliendo 120 años. El Teatro Nacional se...

El actor Rodolfo Drago entregó su último adiós

Hoy falleció el reconocido actor de origen argentino Rodolfo Drago en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Victorino...

Murió la primera actriz cubana Isabel Moreno

Este domingo 9 de junio, trascendió la noticia sobre la muerte de la actriz cubana Isabel Moreno a sus...

“Químicos para el amor” con Carlota Sosa y Rafael Romero en el Centro Cultural Chacao

Carlota Sosa y Rafael Romero, después de muchos años sin compartir escena, vuelven a las tablas para encarnar tres...

Convocatoria abierta al concurso de dramaturgia del Trasnocho Cultural

El Trasnocho Cultural convoca al Concurso de Dramaturgia, uno de los pilares fundamentales como parte de la promoción cultural...

Feria de Editoriales Independientes celebra su primera edición

La Feria de Editoriales Independientes de Venezuela  celebrará  su primera edición en Caracas. El encuentro, organizado por Alberto Sáez...

Más de El Teatro

El actor Rodolfo Drago entregó su último adiós

Hoy falleció el reconocido actor de origen argentino Rodolfo...

Murió la primera actriz cubana Isabel Moreno

Este domingo 9 de junio, trascendió la noticia sobre...

RecomendadoTOP
También te puede interesar