Destacados “El día que me quieras” reestrena entre el fracaso...

“El día que me quieras” reestrena entre el fracaso familiar de los “ismos”

-

Las ideologías y los ismos son tan pretéritos y universales como el lenguaje. La premisa de un cambio que se proyecta hacia una revolución “necesaria”, un cambio radical en las instituciones de una sociedad fue, es y será ritual usual para combatirse inclusive a uno mismo. Cuando en 1979 José Ignacio Cabrujas estrenaba lo que se convertiría en una de las obras más emblemáticas de su trayectoria lo hizo en un contexto político en el cual  el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez llegaba a su fin, y Luis Herrera Campins se preparaba para ajustarse a una nueva silla luego de ganar las elecciones.

Mientras tanto, en la ficción, El día que me quieras transcurre un 21 de junio de 1935 en una Venezuela gobernada por una izquierda arcaica y con dejes militaristas encabezada por Juan Vicente Gómez. Las aparentemente imperecederas “propuestas ideológicas” cruzan al país con sus ismos desde una floreciente Unión Soviética -con Josef Stalin en la cumbre- para lucir una maraña de promesas y amarguras familiares. Así es como Cabrujas se vale de ambos contextos para despertar de su letargo a una sociedad sumida en la quietud y la pasividad.

El día que me quieras se mantuvo en cartelera durante casi un año y presentó cerca de 200 funciones en las tablas. En el teatro Alberto de Paz Mateos un público tumultuoso y entusiasta conoció a la familia Ancízar, Carlos Gardel y a Pío Miranda encarnados por los primeros actores Gloria Mirós, Manuelita Zelwer, el propio Cabrujas, Fausto Verdial, Amalia Pérez Díaz, Tania Sarabia, Freddy Galavís, Luis Ribas, y Jean Carlo Simancas.

En aquél año la consonancia con el fracaso de un sistema político -en este caso el comunismo- permeó en un país aburrido por la cotidianidad. La decepción de un hombre y una equívoca noción de “soñador” elevaron a Cabrujas y a su obra hacia una imagen insólitamente vigente en el presente.

Cabrujas engalanó al cantante argentino de tango Carlos Gardel cuando revivió -con licencias artísticas, por supuesto-  la histórica visita que este hizo desde Nueva York hacia Caracas durante su última gira en 1935, justo antes de que falleciera en un accidente aéreo aquel año en Medellín-Colombia. El mítico cantante se cruza en la ficción con Pío Miranda, uno de los personajes mejor logrados del universo cabrujiano, quien parece postergar por siempre su viaje a Ucrania para hablar con el escritor francés Romain Roland ante la ignorancia de su familia y su estéril noviazgo con María Luisa Ancízar.

La obra muestra una dictadura que está a punto de terminar, otra que está en pleno apogeo y un país que se aburre con la cotidianidad sometida y se deslumbra con la visita de una estrella del tango argentino.

Gardel, Pío Miranda y los integrantes de la familia Ancízar han tenido muchas caras, pero todos bajo una misma esencia, la que dejó Cabrujas con ese primer montaje y que el Grupo Actoral 80 reivindica 30 años después en esta ocasión con la estela de dos presencias que ya no están físicamente: Cabrujas y Juan Carlos Gené. La versión que se presenta este año -2017- fue montada por Gené en el año 2005 antes de su muerte.

Héctor Manrique, quien actuó como Pío Miranda en aquella versión asegura haber “procurado como director del Actoral 80 y responsable de la puesta ceñirme a lo propuesto por el director.  Ciertamente cada vez que arranca la función para mi es una manera de homenajear a dos personas tan importantes y a las que siempre tendré mucho que agradecer”, añade.

Primeras aproximaciones a Cabrujas

Esta vez el montaje a dos tiempos es protagonizado por los primeros actores Héctor Manrique -quien repite en su personaje como Pío Miranda-, María Cristina Lozada, Martha Estrada, Angélica Arteaga, Juan Vicente Pérez, Juan Carlos Ogando y Sócrates Serrano en el papel de Carlos Gardel.

Para el actor y director Héctor Manrique, Cabrujas siempre fue una voz que le ayudó a “entender lo que pasaba en el país”. Fue este quien le aconsejó estudiar con Juan Carlos Gené cuando se le presentó recomendado por Rodolfo Izaguirre. Desde entonces incluso ha compartido escenario bajo la dirección de Cabrujas con Los Hombros de América de Fausto Verdial.

“A partir de allí se dio una relación fundamentalmente de largas conversaciones. Nunca más trabajamos juntos pero siempre conversábamos. El país era el tema fundamental”, recuerda.

Antes de ser interpretado por Manrique, Pío Miranda tuvo las caras del mismo Cabrujas y de Fausto Vidal. Esta vez el actor asegura que esta visión –la suya bajo la conducción de Gené- “es una visión  patética, aquella era una visión erótica”.

“Pienso que eso se debe a los momentos históricos en los que se hicieron ambos montajes. En el montaje de Cabrujas en el año 79 la izquierda era la derrotada, la esperanza fallida; en este momento la izquierda está en el poder y es la causante de la desgracia que vivimos. El aquel tiempo era una ilusión, actualmente es la desilusión”, ataja.

“Para mí la obra tiene una mayor pertinencia en este momento. En el 79 podía verse como una advertencia frente a los alucinados, los utópicos. Hoy lo vemos como la constatación de un fracaso. En el 79 los Pío Miranda eran unos fracasados que soñaban con hacerse con el poder, hoy están en el poder y todos sufrimos las consecuencias. Y por otro parte la obra sigue manteniendo su poder luminoso. Gardel visto como el poder sanador del arte tiene una vigencia hoy mayor que nunca”.

Cabrujas es un gran influencia en el teatro venezolano y así como Manrique, la actriz Angélica Arteaga se aproximó a su obra desde joven. Arteaga, quien interpreta a Matilde Ancízar  -en un pasado representada por figuras como Tania Sarabia y Martha Estrada- ha participado en las cuatro obras más importantes de Cabrujas: Acto Cultural, Profundo, El americano ilustrado y El día que me quieras                        

En esta ocasión el personaje requirió de mucha reflexión sobre el “por qué esta mujer de 27 años se comporta como una niña todavía, pero buscando siempre la alegría y la ilusión que hace que este personaje enamore”, resalta.

Para Arteaga la obra no pasa de moda:

“Es una obra sobre el fracaso, algo familiar, que cobra sentido con cada año que pasa. Cada vez que se monta hay cosas que cobran más sentido que otras. Pero sobre todo es una obra necesaria porque habla de lo que somos los venezolanos: ingenuos, encantables, nobles. Además es una anécdota mágica el día en que Gardel, un ídolo y un semi dios, entró a casa de las Ancízar… justo antes de morir. Yo creo que cualquier persona en cualquier época y en cualquier lugar del mundo se puede identificar con ese sentimiento”.

Un recordatorio

La imagen última de la obra encaja cual rompecabezas con los actores, sus interpretaciones, el vestuario, la escenografía, la dirección y por supuesto su creador. Una obra en donde las casualidades que se filtran sin avisarle al espectador dan para reír y coincidir, pero sobre todo para reflexionar sobre las promesas fallidas a las cuales se apega un hombre o un país.

Bajo la producción de Carolina Rincón, la escenografía de Carlos Di Pascuo, el vestuario a cargo de Eva Ivanyi y la iluminación de José Jiménez, El día que me quieras –que recibe su nombre por una de las canciones más conocidas de Carlos Gardel- se reestrenó en el Trasnocho Cultural el pasado viernes 20 de enero y mantendrá funciones hasta el domingo 02 de abril los viernes, sábados y domingos a las 6:00 p.m.

-Pio: ¿Está la sociedad actual, bien constituida?

-María Luisa y Plácido: No. Porque existen dos clases sociales: el proletariado y la burguesía.

-Pío: ¿Están en armonía el proletariado y la burguesía?

-María Luisa y Plácido: No. La burguesía combate el proletariado. Y el proletariado combate la burguesía. Están en continua lucha. La lucha… de… ¡clases!

El día que me quieras de José Ignacio Cabrujas

Fotos: Archivo y Marlon Sanabria

Deja un comentario

Últimas noticias

Se abre convocatoria para beca artes escénicas Juana Bizkarra

Se abre la convocatoria de la primera beca de residencia de creación de artes escénicas Juana Bizkarra. Iniciativa del...

La compañía L’Explose presenta el solo de danza «Tiresias o la razón del ser»

Tiresias o la razón del ser es el nombre del espectáculo de danza contemporánea de la compañía L’Explose radicada...

Teatralia Circus celebra su segunda edición en los Teatros del Canal de Madrid

Teatralia Circus celebra su segunda edición dentro del Festival Internacional de Artes Escénicas que este año cumple 25 años....

[ESPECIAL DANTE] Dante es Caracas.

Dante es Caracas. Un ensayo sobre La divina comedia de Dante Alighieri. Leer el poema La divina comedia de Dante Alighieri...
- Advertisement -

«La gran parada» de cada verano del Teatro Real de Madrid

¿Sabes qué es "la gran parada" del Teatro Real? Cada año, en agosto, el gran teatro de Madrid hace...

[ESPECIAL DANTE]: Se escribe poco sobre arte (Introducción)

Hace unas semanas recibí una invitación para formar parte de una red social que está en boga, una más...

Más de El Teatro

- Advertisement -

RecomendadoTOP
También te puede interesar

cursos de arte cine teatro cultura escritura

¡Descubre nuestros cursos de arte y cultura!

¡Tienes un Ad Blocker!

Tu navegador utiliza un bloqueador que impide el correcto funcionamiento de esta página. El Teatro es un portal sin fines de lucro y funciona únicamente gracias a las Ads de esta web. 

Si quieres seguir disfrutando de esta comunidad, por favor desactiva tu Ad Blocker y refresca la página.