Destacados Teatro de verdad en "Reflejos de la vida a...

Teatro de verdad en «Reflejos de la vida a través de una ventana»

-

Recientemente me preguntaba si un teatro de verdad existe. Un teatro verdadero, sincero, o real, existe. Siempre tratando de hacer una imitación, una alegoría, una fantasía de lo vivido, ¿en qué punto se distorsiona y en qué punto permanece honesto? ¿Es válido afirmar que debe serlo?

El arte, al final, es una mirada. Pero el teatro, para algunos, ha buscado ser el que más se parezca al ser humano. Es entonces cuando debemos cuidar el tratamiento de los contenidos, de los textos, con especial atención.

A la deriva quedan guiones estrafalarios de nuevos aspirantes a escritores, que se jactan de ser dramaturgos y revuelven una ensalada con los temas en tendencia. La homosexualidad, el feminismo, la violencia doméstica, el acoso, y todo en un mismo paquete de venta a aquellas salas que buscan un marketing barato, más que un arte auténtico. 

A pesar de estas banalidades, el teatro sigue siendo una imitación, quizás de lo que somos, ubicando el drama social en un discurso que confronta. Aún hay quien mira al espectador a la cara y le pone su verdad. Sigue siendo la palestra para revolver en lugares que pendulan entre la realidad y la ficción.

Existe aún un teatro que trata de exaltar desde las entrañas aquello que nos apena, nos duele, nos marca.

He visto este fin de semana una obra de teatro que se puede considerar un teatro verdadero. Las voces de los intérpretes tratan en este relato de gritar y de hacer un llamado de atención acerca de algo que los acongoja y acontece; y que se parece mucho a un ser humano real. Es posible verlo porque son personajes que van más allá de la apariencia, y que tocan directo al corazón.

Se trata de Reflejos de la vida a través de una ventana de José Manuel Carrasco, director de cine y teatro, y dramaturgo, quien logra con respeto y atino desarrollar personajes aglomerados en una verdad en torno a la soledad.

La soledad de seis desdichados

La historia inicia con una imagen clara, sentimental, sobre Madrid, lugar donde se desarrollan los hechos. En la capital española, a pesar de ser un lugar lleno de diversidad, de tanta gente de distintas culturas, la gente se siente muy sola.

En la esquina izquierda del espectador aparece una chica latina, con shorts y top cortos, que inaugura una conversación con otra mujer que la oye desde el lado derecho, una pelirroja que no para de fumar. Son dos prostitutas.

La latina, cuya nacionalidad no se revela y es en ocasiones confundida con una peruana, afirma siempre ser canaria; y trata con fervor se entablar amistad con la otra chica. La prostituta y la inmigrante unidas por el deseo y la repulsión de tener compañía. No es un relato de suburbios, sino de encuentros.

Dos historias más, siguen. Una joven hater o borde, ha intentado suicidarse y no lo acepta. La incapacidad por adaptarse a un mundo al que cree no pertenecer, la presión inestable por encajar a grupos demasiado fabricados, la llevan a una terapia de horror con su propia madre. Esta última es el desinterés, la indiferencia o apatía. La estabilidad sin mucho esfuerzo o los ojos cerrados. Volver a hablar con su hija será quizá el momento para verse en un espejo.

La psicóloga resulta ser una mujer ávida -desesperada, realmente- de amor. Del sentimental y del físico. Por lo que acude a una aplicación móvil de moda para encontrar pareja. La relación -si así se puede llamar desde el momento en que se conoce a alguien- resulta en un choque de toxicidades y de traumas acumulados en los personajes, que no saben ni lo que buscan ni lo que quieren.

La comunicación subyace en el texto, como ese elemento que nunca se ve y no se descubre. Solo en la segunda historia, los personajes llegan a conectar, incluso en lo comunicacional, hasta el punto en el que el final catastrófico y la desdicha, son precisamente el final feliz.

Son capas y capas de una realidad que nos aglomera y nos minimiza, nos resume. Es el reflejo del ser humano incomprendido, incluso por él mismo, que busca el lugar de la adaptación, sin caer en temas minoría ni banderas publicitarias. Sino tocado desde el corazón, no desde lo bueno, ni de lo malo, sino desde lo que es.

Todo contado con un humor negro exquisito.

El resultado es parte del laboratorio en el taller práctico Cineteatro de Creación que dictó Carrasco en la Sala Azarte, de Chueca. Aunque preveían pocas funciones, la aceptación del público los ha llevado a extender temporadas y será posible ver la pieza por un tiempo más.

Lo audiovisual y cinematográfico es muy evidente en la puesta en escena, que sin excentricidades logra con lujo adentrarnos en el mundo de estos sufridos. Solo hacen uso de cuatro sillas dispuestas en el fondo.

Carrasco ha llevado a escena puestas como El encanto sin encanto de Calderón de la Barca, Los Melindres de Belisa de Lope de Vega o Lisístrata de Aristófanes dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida; así como Nuestro hermano de Alejandro Melero en Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa.

Pero también se ha destacado en cine con cortos como Padam que fue nominado a los Premios Goya 2008, Consulta 16 (2008), Pulsiones (2009), Sexo Explícito (2013), (re)construcción (2014), Sinécdoque. Una historia de Amour Fou (2015) premiados en diferentes festivales nacionales e internacionales.

Su más reciente trabajo ha sido Vida en Marte, estrenadoen la Semana de Cine de Medina del Campo. Para NEOX y ha escrito el guion del largometraje Comedia anónima.

En Reflejos de la vida a través de una ventana actúan Sara Gallardo, Nani Rodríguez, Stephanie Bor, Lua Ruiz Vecino, Anastasia Zayats, Marta Megías, Daiana Vegas, Enrique Cordovez, Tania Galán y Mayca Gómez.

La pieza se podrá ver todos los domingos de noviembre a las 19h.

 

El extranjero: El teatro es el mensaje

Deja un comentario

Últimas noticias

El Festival de Princeton ofrece lecturas de nueve poetas de todo el mundo

El Festival de Princeton de este año ofrecerá lecturas de nueve poetas de todo el mundo durante el mes...

Premio Ricardo López Aranda abre convocatoria internacional de dramaturgia

El Ayuntamiento de Santander, ubicado en Cantabria, España convoca al Premio Ricardo López Aranda 2021 de dramaturgia para autores...

«Ofelia»: Un cortometraje sobre la depresión en tiempos de migración

El director venezolano Daniel Dannery, estrena Ofelia su más reciente producción cinematográfica. Se trata de un cortometraje de 19...

Madrid en Danza toma un mercado de la capital

Madrid en Danza se despliega este jueves 8 de abril, a partir de las 12.00, por el Mercado de...
- Advertisement -

Valeria Pariso: «Vivo en estado de poesía»

Que alguna vez, aunque sea, una sola e inconfundible vez, te sea dada la claridad de dos que al pensarse se sonríen. El poema es de la...

El universo femenino en el teatro griego del siglo V

El siglo V fue la gran época de los poetas trágicos, cuando la ciudad de Atenas vibraba de representaciones...

Más de El Teatro

«Ofelia»: Un cortometraje sobre la depresión en tiempos de migración

El director venezolano Daniel Dannery, estrena Ofelia su más...
- Advertisement -

RecomendadoTOP
También te puede interesar

cursos de arte cine teatro cultura escritura

¡Descubre nuestros cursos de arte y cultura!

¡Oh, no! ¡Tienes un AdBlock!

Tu navegador utiliza un bloqueador que impide el correcto funcionamiento de esta página. El Teatro es un portal sin fines de lucro y funciona únicamente gracias a las Ads de esta web. 

Si quieres seguir disfrutando de esta comunidad por favor desactívalo.

¿Quieres recibir nuestra Newsletter?