PoéticaEmilia Marcano Quijana: "La poesía me ayudó a reivindicarme...

Emilia Marcano Quijana: «La poesía me ayudó a reivindicarme conmigo misma»

-

Para Emilia Marcano Quijada la poesía es un ejercicio constante, una compañera que llegó a su vida en pleno proceso de madurez y crecimiento personal. Dejó atrás amores tóxicos, vicios, una vida vacía, y es ella la que la acompaña en su tercera edad. «Cuando recién estreno el cerebro y las ideas que debí usar a los 20, 30 años y no lo hice, por necia», enfatiza.

En el año 2005 la poeta venezolana ingresó a un tratamiento de rehabilitación a la adicción a las drogas que salvó su vida y le dio un nuevo rumbo a su pasión literaria. En septiembre del 2010 fundó la página de Facebook “El club de las poetisas”. Ha estado nominada 3 veces (2013, 2016, 2019) al premio regional de poesía “Francisco Salazar Martínez” por el centro internacional de las artes del estado Nueva Esparta, CIANE. Formó parte de la antología poética “Buena Letra II” junto a 20 autores hispanoamericanos traducidos por vez primera al italiano.

Su poesía esta llena de vivencias, por ello se hizo el firme propósito de transformar todo aquel lodazal en versos, asi nació su obra poética, apunta. El-Teatro entrevistó a la poeta venezolana quien manifiesta que lo que ha vivido y lo que vio en sus años de calle la marcaron.

 «comenzar a hacer planteamientos poéticos propios, fue la mejor decisión de mi vida. Amo lo que hago».

Encuento poético

Cuenta que su encuentro con la poesía viene de la cocina de su casa en Ciudad Ojeda. Su madre siempre fue gran admiradora de los poetas. Entre ellos el poeta mexicano Juan de Dios Peza, del cual recitaba fragmentos mientras hacía el café. Señala que tenían una forma muy personal de saludarse, su madre comenzaba a recitar un cuarteto de un soneto -ella no sabía de quien era- que decía:

«es puerta de la luz un libro abierto
entra poe ella niña, y de seguro,
que ara ti serán en lo futuro,
dios más sensible,0
su poder más cierto»

Y ella le respondía con Juan Antonio Perez Bonalde:

«Madre, aquí estoy, de mi destierro vendo
a darte el mudo abrazo que no te pude dar en tu agonía
a depositr en tu glacial regazo, la pena aguda que en el pecho llevo
y a darte cuenta de la ausencia mía»
El soneto era de Elias Calixto Pompa. Ella no o sabía.
Yo lo supe, años después, estudiando sola, alimentándome de todo lo
que leía por internet.
Es irónico, los versos de Perez Bonalde fueron proféticos. Al caer en
las drogas, no vi a mi madre durante años. Cuando acepté ir a rehab y
ella me vio, no me reconocía.
Esas cosas pasan».

Manifiesta que la poesía no llega a su vida de forma académica. Fue parte de su niñez, no habían reglas o protocolos que ella supiera. Nunca escribió para nadie, lo hacía para ella. Después de su rehabilitación asume con disciplina la escritura, preparándose a través de la lectura.

«No soy fruto de la academia, de hecho no estudié, mi vida fue un cúmulo de errores».

Muchos escritores dicen que la escritura es fuente inagotable. Crees que es así, siempre vas a tener algo que escribir o hay un límite ? ¿Cuáles serían esos temas que recurres constantemente y que no dejarías de escribir sobre ello ?

Dejar de escribir, aún no lo he hecho. Wilde decía que para escribir solo había que querer decir algo y decirlo. Aún sin tener nada en la cabeza. escribo, porque no es cuestión de temas, es una necesidad. Siempre hay algo que decir y se dice. Sobre todo con la terrible
tragedia que nos acosa, vivir en Venezuela y ver tanta maldad y tantos bandidos, no es para quedarse callada la boca.

Poetas favoritos y movimiento poético en Venezuela y en latinoamérica

Cuenta que adora a las poetas Silvya Plath, Emily Dickinson, Carmen
Conde Alda Merini. De Venezuela, tiene mucho respeto por 5 mujeres ellas son: Magaly Salazar, Jaqueline Goldberg, Yolanda Pantin, Milagro Haack, y Sonia Chocrón.

«Tengo como prevalencia lo femenino».

Expresa que la poesía a nivel continental ha cobrado nuevos aires, ve mucho talento. «En Venezuela hay una mayor diversidad que en otros tiempos, donde solo se destacaban los mismos de siempre, y los grupos literarios eran muy cerrados. Creo que hay más cabida  y eso  facilita la aparición de figuras de relevo muy interesantes y esto -quieran o
no- tiene mucho que ver con internet», explica.

La soledad y la pandemia

Emilia narra que vive hace años como si hubiera pandemia. Par ella vivir en cuarentena es la cosa más normal del mundo. No la seduce la figuración o el reconocimiento, vive sola y aspira seguir así.

«No socializo, y la pandemia no tiene nada que ver, es que así vivo yo, así escribo y así es mi vida».

Asegura sentir paz y serenidad al haber dejado las drogas, que hace que el silencio y la solitud sean edredón y almohadas de todos sus días. «Es la oficina ideal para escribir sin interrupciones molestas.Soy todo un caracol, como diría la gran Ida Gramcko«, apunta.

Publicaciones

Comenzó a difundir sus poemas en las redes sociales, las vió como la ventana para
difundir su trabajo. Señala que la sorprendió la receptividad que tuvó en el exterior, donde varias revistas digitales de la Argentina le escribieron para publicar sus poemas entre ellas Literarte y Gealittera. Mientras en Venezuela era una desconocida.

«LE DEBO A MUCHOS BLOGUEROS Y REVISTAS DEL EXTERIOR EL HABERME APOYADO, PORQUE CREYERON EN MI OBRA».

En cuanto a libros impresos se fue por la autopublicación, ya que no le quedó otra alternativa. «No me ha ido mal, durante años he vivido de escribir y vender yo misma mis libros. Claro que ha sido duro, pero no me rindo ni me rendiré nunca», asegura.

Su primer poemario en papel, Por ti Venezuela fue publicado en noviembre del 2016 bajo los auspicios de Long Island Al Día Editores, Nueva York. Su poemario Solitud, fue publicado en el 2018 bajo el sello editorial de Lector Cómplice en Caracas. Sus cuatro libros publicados están reunidos en una tienda virtual que abrió su sobrina Sofia Mata Marcano -que es la que maneja la comercialización de su obra. Enlace a la tienda virtual.

2 poemas de Emilia Marcano Quijada:

LOS QUE ESTAMOS EN PELIGRO

Hay quien nos dice ciegos, y vemos
el horror todos los días.
Hay quien nos dice ovejas
y somos leones para sobrevivir.
Hay quien se evade a sí mismo
y habla de sí mismo, sintiéndose otro,
porque jura que está a salvo;
pero nosotros, los que estamos en peligro,
no somos ovejas

ESTUDIO POÉTICO DE UNA MUJER SOLA.

La gula y la pandemia que desola
los pueblos y ciudades sin estrellas,
cruje de espanto,
baja al escroto,
suda y erecta.
La peste que por aquí pasó
se llevó a toda la cristiandad,
solo quedaron las cangrejeras,
las hordas de pupilas dilatadas
y la risa de algunos dientes.
El cielo que alguna vez vivió
en mis párpados, cejas y pestañas,
no presintió el peligro de perder
lo que más se quiere
para empezar a añorar
lo que más nos odia.
Los hombres que sobre mí pasaron
arremetieron sin piedad contra mis sueños;
cardos de papel, lirios de alfileres
pegados en las curvas y las líneas
que van hasta el abismo de la sangre.
La gente que por aquí pasó
se echó a dormir
y se fueron en silencio
por no amarme.
sin ojos ni sangre,

y nos empeñamos, escupiendo a la muerte,
en ser venezolanos.

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

1 Comentario

  1. Excelente prosa,profunda,intimista,refleja experiencias de vida irreverente.Siguiendo a Wilde,»…para escribir sólo había que querer decir algo y decirlo» y usted sra Marcano siempre tiene algo interesante que fecir y lo dice.Saludos.

Deja un comentario

Últimas noticias

Gabriela Lucatelli: «La poesía es lo más cercano que existe a hablar con el alma»

¿Para qué necesito tanta armadura, si lo que duele viene por dentro? Con este poema de Gabriela Lucatelli damos inicio...

Casa E Borrero reabre sus puertas en Bogotá

Casa E, escenario cultural de Bogotá reabre sus puertas, así lo anunció Alejandra Borrero, fundadora del espacio. El teatro...

Thespis celebra sus 40 años de trayectoria con una programación especial

En la Venezuela actual, es raro encontrar una agrupación que haya logrado resistir de manera exitosa los embates del...

Finados y confinados, una pieza teatro documento sobre la pandemia

Normalidad 2020 / Finados y Confinados es un doble proyecto de largometraje documental y teatro documento sobre la pandemia dirigido...
- Advertisement -spot_imgspot_img

«The Rocky Horror Picture Show»: Un homenaje gastronómico

La fundación Tiempos de Broadway y la compañía de repostería Galex han creado un espectáculo homenaje diferente que combina...

«El amo del mundo» de la poeta Alfonsina Storni se presenta en Buenos Aires

El amo del mundo, única pieza teatral de la poeta y escritora argentina Alfonsina Storni se presenta en el...

Más de El Teatro

Thespis celebra sus 40 años de trayectoria con una programación especial

En la Venezuela actual, es raro encontrar una agrupación...

Finados y confinados, una pieza teatro documento sobre la pandemia

Normalidad 2020 / Finados y Confinados es un doble proyecto...
- Advertisement -spot_imgspot_img

RecomendadoTOP
También te puede interesar

cursos de arte cine teatro cultura escritura

¡Descubre nuestros cursos de arte y cultura!