Destacados #ConociendoA Doris Wells: Desde la memoria de sus hijos

#ConociendoA Doris Wells: Desde la memoria de sus hijos

-

Doris Wells rompió paradigmas al incursionar en la actuación, dirección, escritura, locución y en la política venezolana. Era una artista que iba más allá, más allá de sus tiempos. Nunca quiso hablar de su vida privada, como ella misma lo dijo: «Mi vida privada me pertenece. Ya se ha dicho y se ha escrito demasiado sobre nuestro matrimonio. No quiero decir con quien me he casado. Ya todo el mundo lo sabe». (Variedades, 1966).

De carácter fuerte y alma bondadosa, Doris Wells alumbró el camino para los demás artistas, rompiendo los parámetros ya establecidos en la sociedad y en el mundo artístico. Su recuerdo vuelve a nuestra memoria a través de sus tres hijos.

Desde El- Teatro, le rendimos homenaje, para no solo conocer a la artista sino al ser humano. A lo mejor a Doris no le hubiese gustado esta entrevista por ser tan celosa de su vida privada.



Las tres voces en su vida

Es la primera vez que los tres hijos de Doris Wells conceden una entrevista a tres voces  para hablar de su madre. Han aceptado compartir sus recuerdos como un homenaje a su madre. Marielva Rísquez (M), Xavier Rísquez (X) y Verónica Rísquez (V) y Todos (T).

En palabras de Marielva Rísquez, su hija mayor:

«Fue conmovedor. Queríamos comentarte que nuestros recuerdos son sencillos y pocos, quizás porque no tuvimos la dicha de disfrutar a nuestros padres ni aprender de ellos lo suficiente. Siempre hemos sentido que nos quedamos cortos, se fueron muy pronto. Entre los hermanos nos llevamos más o menos un año de diferencia. Yo soy la mayor y mi hermana Verónica es la menor, cuando murió papá ella tenía sólo 14 años y cuando mamá, recién había cumplido los 17».

Doris, la madre

Doris Wells con su esposo y sus hijos

V: Mi mamá era un ser extraordinario, literalmente. No era una mamá al uso, no porque era «famosa», sino porque en verdad era un ser distinto a todas las madres que yo conocía. Era una persona profundamente sensible, creativa. Era rara, necesitaba su tiempo para su propio universo. De fuertes convicciones: justicia, nobleza y sobre todo odiaba la mentira y así nos crío. Con nosotros fue siempre muy exigente, insistía en la excelencia, en que cada cosa que hiciéramos lo hiciéramos bien y si no mejor no hacerlas, eso decía. Era una persona que manifestaba su amor con detalles más que con contacto físico.

Ahora veo que gracias a ella y a su crianza soy quien soy, me dio fortaleza, pero en aquel momento no era fácil, me costaba estar a la altura, me preocupaba decepcionarla. Yo era un desorden con patas y eso la volvía loca y la enfadaba. Tanto ella como mi padre nos criaron con la fuerte conciencia de que nosotros tres éramos como un eslabón, una pieza unida e inseparable y así ha sido, de corazón, hasta hoy.

X: Muy exigente, muy pendiente de los detalles, sumamente estricta, tenías que merecerte las cosas. Me tuvo paciencia a pesar de lo estricta, intentaba darme oportunidades. Era ordenada y se preocupaba mucho por su familia y su casa. Sé que me quería pero me exigía mucho, y yo no le respondía, y de esa forma me sentía apartado. Creo que intentaba disciplinarme y por eso era dura.

M: Su exigencia era desmesurada y eso creó una relación bastante tensa entre nosotros y ella, pero la verdad es que yo tenía una fascinación con mi mamá, con todo lo que hacía. Al morir mi papá se convirtió en mi referente y creía que era perfecta, trataba de imitarla en todo, no sólo en lo que leía sino en lo que vestía, me ponía su ropa de Concurso Millonario y me sentía bellísima. Siempre usé sus pañuelos y sus faldas largas (risas)  y ella siempre obligándome a vestir de acuerdo a mi edad. Veo fotos y es que me muero de la risa tratando de parecerme a ella.

La artista y su proceso creativo

«Soy una actriz consciente de la realidad que voy a expresar diáfanamente. Me lo he planteado varias veces y no cuesta trabajar tanto al tener un libreto tan bueno». (El Universal, 1977)

Doris Wells, Víctor Cámara, Loly Sánchez y Lucio Bueno en una producción de RCTV de los años 80 llamada Derrota Final.

V: Como he dicho su vida profesional estaba fuera, en casa era nuestra mamá y nada más. Pero recuerdo que una vez, cuando estaba preparando la obra de teatro Casa de muñecas, vino a casa una señora a enseñarle a bailar con unas panderetas que tenían unas cintas muy largas de colores atadas, recuerdo que bailaba con los brazos hacia arriba y su sonrisa, dando vueltas por el salón de la primera planta de mi casa.

También recuerdo un momento que me impactó mucho: Nosotros no veíamos sus novelas de televisión mientras fuimos pequeños ni seguíamos sus trabajos, pero cuando, justo después de la muerte de mi papá, la acompañamos a Mérida al rodaje de Oriana, un día estábamos en el set de rodaje, mi mamá debía tocar el piano en escena junto con la niña que actuaba con ella, recuerdo que cuando llegó al set todo el equipo hizo silencio, con respeto a su presencia, dijeron «Acción» y mi mamá comenzó a tocar alguna nota en el piano y a decir sus líneas, aquel momento fue mágico, de verdad, su presencia lo envolvió todo, yo diría que allí  me di cuenta de lo extraordinaria que era como actriz.

M: A mí me pasó lo mismo que a ti Verónica (Quina), cuando la vi por primera vez actuando, yo tendría 17 años y era en una escena de la película Oriana, unas palabras que recitaba en una ventana hacia la noche, todo el set paralizado, en un silencio y un sobrecogimiento absoluto,  a mí se me salieron las lágrimas. Cuando se dio cuenta que tu y yo estábamos en el set nos mandó a sacar, “que no era nuestro sitio”.

¿No te acuerdas cómo se preparaba Xavi? ¿No te acuerdas los libretos esparcidos sobre su cama con la letra tipeada en morado, y cómo estaban todos subrayados en las partes que le tocaba decir? También recuerdo cuando el músico Eduardo Marturet vino a casa a practicar con ella, las notas de la melodía que tenía que tocar en Oriana.

X: Si, las letras moradas era esténcil. Pocas veces la vi haciendo un diálogo, pero alguna vez practico conmigo en el cuarto, me habló, me miró con autoridad, repitiendo unas frases de un diálogo

M: Yo no me acuerdo mucho de ella estudiando libretos pero si estudiando para terminar el bachillerato y su carrera de artes en la UCV, estudiaba muchísimo.

X: Si es verdad. Ella era demasiado exigente con ella misma, estudiaba mucho y si no sacaba la máxima nota se molestaba, la recuerdo diciéndome indignada varias veces ante un 19: “no me puso 20 porque soy Doris Wells, esto está perfecto, esto está de 20″.

La fama de Doris Wells

Doris Wells posando

«Yo no soy un a mujer así de prefabricada, ni tampoco me considero estrella, porque en la única parte donde sí lo soy es donde debe serlo toda persona equilibrada y sensata: en su casa», (Páginas, 1973)

V: Su vida personal estaba bien separada de su vida profesional, en casa no se sentía, era al salir de casa que te dabas cuenta de su gran notoriedad.  Ella era una persona muy inteligente y la fama era algo que venía con hacer bien su trabajo y mostrar su talento. A la fama no le daba importancia.

X: Era muy humilde. Manejaba su fama con mucha humildad. Cuando la gente se acercaba la atendía pero era muy reservada con su familia. Era super reservada nos mantenía siempre al margen de su fama. No recuerdo que la gente le cayera encima, quizás algún autógrafo, no recuerdo que nunca haya rechazo a nadie, pero la verdad no se cómo hacía para entrar a los lugares con nosotros sin llamar tanto la atención.

M: Yo me acuerdo que salíamos muy poco con ella. Pero la verdad es que las veces que salíamos trataba de pasar desapercibida. Yo recuerdo que nunca iba al colegio porque cuando iba se creaba un revuelo  era un desastre (risas).

X: Es verdad, (risas). Cuando mi mamá iba al colegio, yo me acuerdo que me citaban porque era muy tremendo y cuando yo en clase oía que empezaba ese colegio a alborotarse y veía que salían por todos esos pasillos y la gente asomándose, me decía: ¡Ay papá, ya llego mi mamá! Y quería que me tragara el pupitre, literalmente. La bulla me anunciaba que tendría problemas, ahí viene mi mamá, va a hablar con el director, me van a castigar, me van a pegar. Pero la verdad es que lo hizo muy bien porque aunque si me di cuenta que era famosa porque todo el mudo me lo decía, adentro de la casa ni cuando salía con ella me lo hizo sentir. No era creída y siempre se mantuvo humilde a pesar de ser tan famosa.

T: No tuvimos problemas con la fama, pero si había una relación conflictiva con su nivel de exigencia, era imposible llegar a su nivel. Con mi mamá, los momentos sin tensión eran muy pocos. Para ella siempre podías hacerlo mejor, siempre podías dar más, nunca se conformaba, siempre había un pero en todo lo que hacías.

Activismo político: ¿Se hablaba en casa?

Doris Wells en protesta

«Despierta tu germen patriótico o nos consumirá el virus de la conformidad» (Cartel que llevaba en una concentración para llamar a la reflexión sobre la situación que vivía el país, 11 de marzo de 1983)

M: Si lo hablaba y mucho, yo si me acuerdo perfectamente. Ambos lo hacían, de hecho creo que por eso me interesé en la política. Recuerdo que en mi primera incursión en la política, me metí con ella en el partido de Jorge Olavarría y fue un gran aprendizaje en todos los sentidos. Su implicación política era absoluta, era una mujer muy preocupada por el país. Recuerdo de muy pequeña cuando ella apoyó a Luis Herrera Campins públicamente por la TV.

V: No recuerdo ninguna conversación específica sobre política, pero sí que implicó una reflexión para mí, me daba cuenta de que ella estaba haciendo eso porque le preocupaba su país, porque quería que fuese mejor. Recuerdo haber ido con ella a la calle, a recoger firmas para crear el partido político Nueva República, todos los hermanos fuimos con ella.

X: No recuerdo que me hablara de ello. Me propuso que votara por Jorge Olavarría y yo lo hice. Si fuimos a recoger firmas todos y también recuerdo que mi mamá, cuando yo era muy pequeño, me declaró su simpatía por Renny Ottolina, me hablaba muy bien de él y lo asocié como amigo de mi mamá y cuando se murió pensé que ella se pondría muy triste.

V: Yo también recuerdo que cuando Renny Ottolina se murió, mi mamá sí se puso muy triste, la recuerdo echada en el diván que estaba en un cuarto en la primera planta de la casa de La Palmita, nuestra primera casa, muy triste, viendo hacia el cielo, muy triste.



Vocación por la escritura y la lectura

Doris Wells, Biblioteca Biográfica Venezolana, Libros de El Nacional

«A través de mis escritos yo quiero decirle a la mujer venezolana esa historia, esa historia secreta. Yo quiero que la mujer se realice, que abra ese baúl, esas cosas, contar la historia que no dice. Quiero plasmar problemas sociales, psicológicos, humanos. Otra forma de narrar con imágenes, donde se diga lo necesario«. (Entrevista en RCTV)

V: Si, dejó cosas escritas, que guardamos con cariño, cuentos, guiones de programas de radio, guiones para unitarios de televisión. Los guiones para televisión estaban pensados para grabarse y mostrarse, algunos sí los realizó y se emitieron por RCTV.

X: Hemos adquirido el dominio doriswells.com para publicar todos esos escritos. Ojalá y salga adelante.

V: La biblioteca de mi madre era lo máximo para mí. Mi papá tenía una biblioteca gigante, llena de maravillas y mi madre tenía la suya en su pequeño estudio, ambos leían mucho. Nosotros crecimos rodeados de libros. En la biblioteca de mi mamá había muchos libros que me daban curiosidad, tenía de todo, pero recuerdo libros de Pessoa, Cortázar, Anaïs Nin, Bertolt Brecht…Antologías de todo tipo, fábulas clásicas y muchos libros de Historia del arte, de teatro, de dramaturgia, algunos los conservo conmigo hoy.

Una vez  me llamó a su estudio y extendiéndome un libro verde y grueso, me dijo: Lee este cuento. Yo lo hice y me quede fascinada, lo leí una y otra vez, jamás lo olvidaré. El libro eran las obras completas de Borges, y el cuento Las ruinas circulares.

X: Yo no me acuerdo, ni idea de lo que leía, pero si recuerdo que mi mamá si le preguntaba algo del colegio, me respondía, ahí en la biblioteca esta todo lo que quieras saber.

M: Yo sí, todos los autores favoritos de mi mamá después fueron los míos: Hermann Hesse, Jorge Luis Borges, Cortázar, Pessoa le fascinaba. Yo sabía cuáles eran sus preferidos porque después de leerlos me los pasaba para que los leyera, algunos los entendía y me gustaban y otros no tanto, pero intentaba terminarlos. Pensaba que si a mi mamá le gustaban seguramente a mí también. A los 17 años tanto por ella como por mi papá, yo ya tenía una cultura literaria bastante rica.

Seguir sus pasos

Doris Wells en Oriana la película venezolana dirigida por Fina Torres y filmada en 1985

V: Yo quise ser actriz por un tiempo. En el colegio comencé con un grupo de teatro colegial y participamos en concursos, llegamos a ganar conmigo de protagonista, fue muy divertido, me encantó. Recuerdo que mi mamá no quiso meterse en eso y poco me comentó, pero me dejó. Al graduarme del colegio  comencé inesperadamente a estudiar diseño y pronto ella falleció.

Pasado poco tiempo intenté de nuevo retomar aquella pasión que me atraía tanto, con lo que me metí en un curso en un sitio bueno e importante, estaba un poco asustada y cuando llegué el primer día, resulta que mi clase sería en un espacio educativo dedicado a  ella, con una retrato de 2 x 2 metros y un cartel que decía: Sala «Doris Wells», y más o menos allí se quedó mi intento de ser actriz. Luego cuando estaba estudiando dirección cinematográfica también actué en una obra y para amigos en sus cortos. Aunque siempre me quede la espinita, porque las veces que he subido a escena han sido los momentos más emocionantes que recuerdo.

He estudiado guion y dramaturgia en Francia, dirección de cine en España, comencé trabajando de secretaria de producción en una coproducción con Francia en 1998 en Caracas, gracias a Diego Rísquez, así fue como terminé en el departamento de dirección de su película Manuela Saenz.

He tenido la suerte de conocer a mucha gente del medio cinematográfico de Venezuela y aquí está lo importante: cada vez que aparecía en el set algún actor, actriz, director de fotografía, maquillador, etc que había conocido a mi mamá, siempre se me acercaban a contarme cosas sobre mi madre. Todos siempre con pasión y hermosos recuerdos de su profesionalidad, su sonrisa y energía especial. Continúe mi camino en el cine en España en el departamento de Arte de más de 7 películas. Así que supongo que de cierta forma, sí que he seguido sus pasos.



X: Yo no es que quise seguir sus pasos, pero una vez, ya pasado el tiempo, surgió una oportunidad. Se comunicó conmigo el exdirector de Radio Caracas TV, Hernán Perez Belisario, que iba a abrir Marte Televisión en 1998 y me propuso participar, así que así incursioné en el medio y empecé a producir programas deportivos. Hasta gané un premio Nacional, por un programa que yo tenía que se llamaba “Escuelas Deportivas”. Fui condecorado con el premio del “Buen Ciudadano” por el Alcalde de Caracas Antonio Ledezma.

En este programa yo me dedicaba a buscar lugares donde se practicaran deportes sin costo, donde hubiera escuelas, algún tipo de fundación o instituciones públicas. Les hacía una pauta para promocionarlos, para que obtuvieran ayuda y apoyo de la comunidad o de alguna institución privada. Esto lo hice por 2 años. Luego se cerró el canal. Yo era el productor y conductor, pero al final y por circunstancias del canal, yo termine haciendo todo el programa, editaba y musicalizaba el material bruto para que pudiera salir a tiempo. Aprendí muchísimo, me encantó la experiencia justo por el hacer todo. También hice varias cuñas, vayas y fotografía para promociones publicitarias, pero de actuación nada, nunca me llamo la atención.

M: Los tres hemos tenido su influencia artística de alguna manera en la escritura, la pintura, la música y en la actuación. Tuve la experiencia de hacerlo el en Teatro Principal de Mallorca, en una obra sobre la vida de George Sand los tres años que vivió allí con Chopin. Una compañía venezolana, Teatro sin fronteras, me propuso participar como homenaje a mi mamá y así lo hice. Disfruté y aprendí mucho pero también me supuso un gran esfuerzo de dedicación y estudio que me hizo dar cuenta que esa profesión no es fácil.

T: Nuestros padres nos dejaron como legado la curiosidad por el saber, además del gusto por las artes y las letras. Pero por sobre todo la búsqueda por la nobleza del alma y el bien para los demás, por ser personas conscientes y buscar la excelencia en lo que hiciéramos.

Citas recopiladas del libro Doris Wells de El Nacional por Ocarina Castillo 

Suscríbete a nuestra Newsletter

26 Comentarios

  1. Bellísimo trabajo que recoge en su verdadera esencia la vida de una de las mejores actrices de Venezula, y que además por las voces de sus hijos nos deja el registro verídico de una mujer fuera de serie, adelantada a su tiempo. Una verdadera lástima que partiera de forma tan prematura. Felicitaciones Zara por procurar este texto tan lleno de emociones. Me quedo impregnada de Doris Wells. Sonia Aguirre

  2. Fue maravilloso leer estos testimonios, sus hijos, su mejor legado. Doris Wells fue una de nuestras mejores y más excelsas actrices. Toda una dama de la actuación. Era tan celosa de su vida privada que recuerdo que en sus últimos días no permitió entrevista alguna y creo que hasta planificó su funeral, alejado de la estridencia del amarillismo del que tanto renegaba. Gracias por compartir

  3. Honrar a nuestros ancestros es una labor amorosa que da paz interna, permite el contacto sereno con seres de alma grande y abre los espacios para reconocernos en ellos.
    Valoro y agradezco la iniciativa de honrar a nuestra querida Doris en esta entrevista conmovedora y envío bendiciones y abrazos de luz a M, V, X donde quiera que se encuentren.

  4. Querida Doris crecí viendo tus actuaciones en tv .
    Pobre Negro, «Casa de Muñecas » ( en teatro Alberto paz y mateus ) » Sra Cardenas» y todas eran Maravillosa tus desdoblamiento en los personajes ( aquella donde hiciteis de gemela ) » La Trepadora » todas buenas y excelentes obras, de ser Venezuela Hollywood hubieras ganado varios Oscar. Buenos tiempos buenos Recuerdos.🥂

  5. Gracias,muchísimas gracias por este maravilloso reportaje ahora siento más cerca a Doris Wells.que rico y gratificante oír de sus propios hijos aspectos cotidianos que nos muestran el lado humano de una gran mujer que admiramos desde niños y que conocíamos con las identidades de Raquel, Sacrificio de Mujer,La Fiera,La Sra De Cárdenas,Oríanna, Derrota Final…etc.esta entrevista vale oro,ojalá que se logre ese sitio web y es que nadie como sus hijos para mantener viva y vigente a su maravillosa madre nuestra Doris Wells

  6. A costo voces es casi un concierto all’unisono. Impresionada con el carácte de Doris, con su nivel de exigencia y las separación entre lo personal y siiii trabajo. Quizá alejada de sus hijos

  7. Excelente y muy hermoso conocer la vida familiar de tan grande mujer en el campo de la actuación. Yo estaba muy niña, sin embargo recuerdo sus novelas, la película Orianna.. y muchas actuaciones más como aquella inolvidable «Señora de cárdenas».. mujer como ella se hace inolvidable… Aquel tono de voz tan gutural.. aquella humildad que reflejaba… Paso al recuerdo imprecedero del pueblo Venezolano . Dios la tenga en un sitio especial donde esté con gran Paz. La admire siendo muy niña y aún conservo vivo su recuerdo. Dios bendiga sus hijos y siempre mantengan en alto el recuerdo de tan excelsa mujer.
    Floriana de Rivas
    Aura Contreras de Torres.
    Caracas, 01/07/21

  8. Excelente trabajo, el testimonio de sus hijos sobre una de las grandes actrices venezolanas. Yo la recuerdo con esa fuerza actoral y su buen decir.

Deja un comentario

Últimas noticias

Festival Dantzaldia vuelve en su segunda edición con piezas llenas de poesía y feminidad

Este año vuelve el Festival Dantzaldia en su segunda edición, organizado por la sala La Fundición de Bilbao. La sala...

«Cruzando Fronteras 2021» convoca al talento venezolano a través de la dramaturgia

Grupo de Teatro Jóvenes Actores para Caracas (JACCS Producciones) y Jóvenes Actores de Vargas (JAVar) convocan al Primer concurso...

Abierta la convocatoria del Premio Lope de Vega de Teatro 2021

El Área de Cultura, Turismo y Deporte de Madrid, España, ha abierto la convocatoria del Premio Lope de Vega...

Ópera XXI entregó los galardones españoles de la lírica en el Teatro de la Zarzuela

Ópera XXI entregó los galardones españoles de la lírica en una gala presencial en el Teatro de la Zarzuela....
- Advertisement -

Convocatoria: Encuentro internacional de mujeres creadoras Magdalena Project

Tradición-Transmisión-Transgresión 2021 convoca al encuentro internacional de mujeres creadoras dentro dentro de Magdalena Project, red internacional de mujeres en...

Ciclo Montevideo Danza presenta la pieza «Yeguón»

En este mes de septiembre se presenta el ciclo Montevideo Danza, con la pieza Yeguón del coreógrafo uruguayo Marcos...

Más de El Teatro

Ciclo Montevideo Danza presenta la pieza «Yeguón»

En este mes de septiembre se presenta el ciclo...

Festival Dantzaldia vuelve en su segunda edición con piezas llenas de poesía y feminidad

Este año vuelve el Festival Dantzaldia en su segunda edición,...
- Advertisement -

RecomendadoTOP
También te puede interesar

cursos de arte cine teatro cultura escritura

¡Descubre nuestros cursos de arte y cultura!