Berliner Ensemble, compañía de teatro alemana fundada por el poeta y dramaturgo Bertolt Brecht y su mujer, la actriz Helene Weigel, ha publicado imágenes de cómo será su teatro -el Theater am Schiffbauerdamm- tras el confinamiento.

En sus redes sociales, las propuestas del Berliner Ensemble las han llamado «Teatro en tiempos de coronavirus». Bajo esta premisa, la institución ha decidido quitar unas 500 butacas para ejecutar el distanciamiento social que obligan las autoridades, como prevención de la enfermedad.

De un aforo de 700, el teatro quedará reducido a 200. En las fotografías, publicadas en su Instagram, puede apreciarse el cambio en el patio de butacas. Una medida temporal pero que les permite cumplir con todos los protocolos sanitarios y de seguridad.

«Nueva realidad, así será la próxima temporada», indica el Berliner Ensemble.

El teatro justifica la medida alegando que “las filas de sillas en el recinto son particularmente estrechas. Por lo tanto, es una cuestión de seguridad quitar los asientos porque así no se tiene que empujar a otros en su camino hacia su propio asiento y se pueden respetar las reglas de distancia”.

Se trata de una propuesta que solo los teatros de óperas con infraestructura modular se pueden permitir. En el Webinar Los nuevos desafíos de las artes escénicas, llevado a cabo recientemente por la Academia iF Chile, cinco gerentes de grandes teatros en España y América Latina afirmaron que la modificación de las salas es algo que se pueden permitir unos pocos y que, para ellos, lo más importante es abrir los teatros aún con aforo reducido.

En este sentido, existe la posibilidad de que lo que ha mostrado esta semana el Berliner Ensemble se repita en los próximos meses en otras grandes instituciones. Por ejemplo, existe la hipótesis de que los conciertos se lleven a cabo con las orquestas sobre el escenario para promover el distanciamiento social entre los músicos, también. Y que el foso de orquesta sea cerrado para ampliar el patio de butacas, en algunos casos.

La sede y escenario permanente del Berliner Ensemble se halla desde 1954 en el Theater am Schiffbauerdamm, en la capital alemana, en un edificio neobarroco construido en 1892, sobre la Schiffbauerdamm del río Spree en Berlín.

Nuevos desafíos para el arte: ¿Lo virtual canibaliza lo escénico?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Deja un comentario